Paxillus involutus

 

 

Tiene un carpóro color pardo con el característico borde enrollado. Su carne de un color amarillento se torna pardo rojiza al contacto con el aire, considerada comestible ahora se sabe que no lo es, son innumerables las intoxicaciones que provoca esta seta.