Inicio La célula Base Lípidos Concepto

1.4.1. Concepto y clasificación.-

 

 Los lípidos (del griego lipos, grasa) pertenecen a un grupo de sustancias químicas muy heterogéneo, tanto desde el punto de vista estructural como en lo que se refiere a las funciones que realizan en las células.

  

Químicamente, los lípidos están constituidos por carbono, hidrógeno y oxígeno, y en múltiples ocasiones contienen, además, fósforo y azufre. La cantidad de oxígeno en estos compuestos es muy inferior en proporción a la de carbono e hidrógeno, circunstancia que determina sus propiedades y los diferencia de otros compuestos, como

por ejemplo los glúcidos, que contienen los mismos elementos químicos pero en distinta proporción.

Es necesario recurrir a las propiedades físicas para completar la descripción de los lípidos. Todos tienen en común el ser sustancias untuosas al tacto, escasamente solubles en agua y solubles en disolventes apolares orgánicos, como el éter, el cloroformo, el xileno o el benceno. Son estos disolventes los que se utilizan para extraerlos de las células y de los tejidos donde se encuentran localizados.

 

Con la denominación de lípido se agrupa un número variado de compuestos con diversas funciones biológicas: 

 

·        Estructurales. En todas las células son los elementos mayoritarios de las membranas.

·        Energéticas. Algunos, como los triacilglicéridos, son eficientes reservas para el almacenamiento de energía.

·        Vitamínicas y hormonales. Muchas de las vitaminas y hormonas presentes en los vertebrados son lípidos o derivados de lípidos.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS LÍPIDOS

Dada la heterogeneidad de estos compuestos, se pueden utilizar numerosos criterios para clasificarlos. Según su estructura molecular, se clasifican en:

 

·        Saponificables. Contienen en su molécula ácidos grasos, que son ácidos monocarboxílicos que pueden o no tener insaturaciones (dobles enlaces) y están esterificados.

 

Una esterificación es una reacción entre un ácido carboxílico y un alcohol en la que se obtiene un éster y agua. Los ésteres son compuestos orgánicos, de olor agradable, que se encuentran frecuentemente en pequeñas cantidades en las frutas, a las que proporcionan olor y sabor característicos.

 

Los lípidos saponificables forman jabones, sales de los ácidos grasos, al someterlos a hidrólisis alcalina; esta reacción química se denomina saponificación.

 

Una saponificación es una reacción en la que un éster en medio alcalino (generalmente disoluciones de NaOH y KOH) se hidroliza para producir una sal (estearato) sódica o potásica y un alcohol.

 

Pertenecen al grupo de los lípidos saponificables los acilglicéridos o grasas, las ceras, los fosfolípidos y los esfingolípidos.

 

·        Insaponificables. Son derivados de hidrocarburos lineales o cíclicos insaturados que forman asociaciones moleculares diversas. No contienen ácidos grasos y, por tanto, no dan reacciones de saponificación.

Pertenecen a este grupo los terpenos, los esteroides y las prostaglandinas.

 

Principales grupos de lípidos