f t g m
Copyright 2017 - BiologíaSur: Un proyecto abierto

2.4.3. Citocinesis en células animales y vegetales.

La división del citoplasma se inicia habitualmente en la telofase. Se produce  un reparto del citoplasma y los orgánulos celulares (algunos de los cuales, como las mitocondrias y los cloroplastos, se han dividido previamente), y la célula  comienza a sufrir una constricción en la zona ecuatorial (surco de división).

En las células ANIMALES, la formación del surco de división implica una expansión de la membrana en esta zona y una contracción progresiva causada por un anillo periférico contráctil de microfilamentos de actina y miosina. Este anillo producirá, finalmente, la separación de las dos células hijas por estrangulación del citoplasma.

Citocinesis en células animales. Formación del surco de división (A) y corte transversal a la altura de éste (B).

          En las células VEGETALES, el proceso es diferente, ya que la citocinesis no se produce por estrangulamiento, sino por la acumulación de vesículas procedentes del complejo de Golgi, que contienen elementos de la pared celular, en la zona media de la célula. Posteriormente, las vesículas se fusionan y entran en contacto con las paredes laterales de la célula parental. De esta forma se origina un tabique o fragmoplasto que dará lugar a las membranas de las dos células hijas, separadas por la lámina media, en el ecuador de la célula. Por último, se depositará la pared primaria y, en algunos casos, la pared secundaria, dependiendo del tipo celular.

Citocinesis en células de vegetales superiores.

Existen diferentes tipos de producirse la citocinesis, que podemos ver en el siguiente cuadro:

​